Genética de caracter hereditario

15.10.2011 18:35

Genética de caracter hereditario

 

Para criar animales (mamíferos y aves) de manera racional, "sabiendo lo que se hace" como se suele decir, es imprescindible tener bien asimilados los conceptos genéticos de las "dos transmisiones y la dominancia entre caracteres hereditarios" con que titulo el presente artículo.
Ahora bien, desarrollar el tema yendo directamente a los conceptos en cuestión, es tanto como comenzar la construcción de una casa por el tejado y no por los cimientos. El artículo se hace más comprensible y queda más completo, si previamente se informa al lector sobre otros conceptos genéticos que vienen a hacer de cimientos y si, al final, se efectúan algunos cálculos de descendencias teóricas.
Para que el contenido de este tema resulte una especie de cursillo de nociones de Genética, ciencia de tanta actualidad y de futuro tan prometedor, lo voy a desarrollar siguiendo este orden: La célula.- Células reproductoras.- Fecundación.- Cromosomas.- Genes.- Genoma.- Caracteres hereditarios.- Clasificación de los caracteres hereditarios.- Poder transmisor de un par de cromosomas homólogos.- Cromosomas y su transmisión.- Cálculos de descendencias teóricas en cruces de aves y mamíferos en los que se dan distintas transmisiones y dominancias.

El artículo va destinado a los no iniciados en Genética, a los algo iniciados y a los muchísimos criadores veteranos que se defienden efectuando cálculos de descendencias teóricas, pero que lo hacen un tanto rutinariamente por aquello de desconocer totalmente las nociones mínimas de tan importante ciencia.

 

LA CÉLULA

Es la parte más pequeña de un organismo. Se comporta como un verdadero ser vivo, ya que nace, crece, respira, se alimenta, realiza excreciones, se reproduce, muere...
Se distinguen distintos tipos de células, dependiendo del tejido a formar: óseas (de los huesos), cartilaginosas (de los cartílagos), epiteliares (de la piel), neuronas (de los nervios)...
Las células de un mismo tejido suelen ser idénticas entre sí, mas diferentes en forma, tamaño, función, etc., de las formadoras de otro tejido.

Todas las células de un organismo coinciden en comprender tres partes principales: membrana citoplasmática, citoplasma y núcleo. Es en el núcleo donde reside el mensaje genético como se verá después.

Todas las células de un organismo suelen tener la misma constitución genética. Y esa es la razón por la que cualquier célula puede ser válida para averiguar una paternidad o dar con un malhechor.

  • 1 Membrana Citoplasmática
  • 2 Citoplasma
  • 3 Núcleo

 

 

CÉLULAS REPRODUCTORAS Y FECUNDACIÓN

Hemos afirmado que todas las células de un organismo suelen tener tres partes principales y el mismo mensaje genético. No coinciden en función más que cuando se trata de células pertenecientes a un mismo tejido. Las de tejidos distintos tienen otra misión que cumplir dentro del organismo.

Las células que tienen por función la reproducción (nos referimos a la sexual) y la perpetuidad de las especies, son los espermatozoides o gametos masculinos, que los elaboran los testículos, y los óvulos o gametos femeninos, que se fabrican en los ovarios.

En las aves, es la cópula o "pisa" del macho quien propicia la unión de ambas células reproductoras. Sólo mediante una cópula, inyecta a la hembra miles de espermatozoides, provisto cada uno de una cabeza que porta el núcleo y de un rabo o flagelo que lo utiliza para efectuar los desplazamientos.

Los espermatozoides, son atraidos en gran cantidad, debido a las sustancias que segrega el óvulo

  • 1 Membrana de fecundación
  • 2 Membrana citoplasmática
  • 3 Citoplasma
  • 4 Núcleo

La cola queda fuera. La cabeza, que contiene el núcleo, avanza hacia el núcleo femenino

Ambos núcleos se fusionan. El óvulo queda fecundado. Se ha producido la fecundación. Y ya comienzan las divisiones sucesivas del cigoto hasta formarse un nuevo ser completo

 

 

 El óvulo produce una especie de atracción sobre los gametos masculinos -espermatozoides-, que se dirigen hacia él por medio de movimientos de su flagelo o cola, que agitan en el líquido prostático.
Sólo un espermatozoide logra penetrar en el óvulo, ya que en este momento se forma en el mismo una envoltura, llamada membrana de fecundación, que lo aísla de los restantes gametos masculinos.
El núcleo del espermatozoide que logra penetrar en el óvulo, se desplaza en dirección al núcleo de éste buscando su encuentro.
Al producirse el encuentro, ambos núcleos se fusionan y se origina un sólo núcleo, que es el principio de un nuevo ser, llamado huevo o cigoto. Este principio de individuo tiene un 50% de herencia paterna y otro 50% de procedencia materna. Hereda, pues, mitad y mitad de la pareja.

Después, esta célula primaria se divide una y otra vez para terminar en un nuevo organismo, en un nuevo polluelo con todos sus órganos. Tan pronto se forman todos sus órganos, es cuando el huevo que lo contiene eclosiona (lo rompe con su pico) y sale al exterior.


CROMOSOMAS

Los cromosomas son unos filamentos, unos bastoncillos o hilos ubicados en el núcleo de las células reproductoras y no reproductoras. Han recibido tal nombre por tener la propiedad de teñirse con facilidad con cierto colorante, la cromatina.

Cada especie animal o vegetal tiene para todos sus individuos un número "constante" de cromosomas. Al hombre se le reconocen 46 cromosomas, 48 al chimpancé, 78 al perro, 38 al gato, 54 al cordero, 26 a la rana, 18 al canario...

 Los cromosomas, en todas las especies, se reparten en parejas homólogas, en pares cuyos componentes son de igual tamaño, de igual forma, que contienen las mismas funciones... No ocurre así en la persona mongólica que, en lo que habría de ser el par 21, es un trío de cromosomas. De ahí que se les contabilice un cromosoma más: 47, en lugar de 46.
En cada par de cromosomas homólogos ocurre lo mismo: uno es de procedencia paterna y el otro es recibido de la madre.


CLASES DE CROMOSOMAS

Las células de todos los individuos comprenden dos tipos de cromosomas: un par de cromosomas recibe el nombre de HETEROCROMOSOMAS O CROMOSOMAS SEXUALES y todos los pares restantes se llaman AUTOSOMAS.

      Hemos afirmado que los cromosomas se reparten dentro del núcleo en parejas homólogas. Y así es. A continuación, los cromosomas del canario y la canaria:

SERIE DE 9 PARES DE CROMOSOMAS HOMÓLOGOS CORRESPONDIENTES AL MACHO

SERIE DE 9 PARES DE CROMOSOMAS HOMÓLOGOS CORRESPONDIENTES A LA HEMBRA

 

 

        Comparando ambas series, se puede apreciar:

A) Que las dos están en posesión de 18 cromosomas distribuidos en 9 pares.

B) Que los componentes de cada par son de la misma forma, de igual tamaño y en la misma posición en todos los pares menos los del par de la hembra que lleva asignado el número 9, par que tiene un cromosoma más pequeño que el otro.

C) Que, al tratarse de macho y hembra de la misma especie, los pares del macho coinciden totalmente con los correspondientes de la hembra: el 1º con el 1º, el 2º con el 2º y así sucesivamente menos los pares 9, donde los dos cromosomas componentes del 9 del macho sólo coinciden con el cromosoma no atrofiado del par 9 de la hembra.

D) También se desprende de los esquemas que los cromosomas punteados proceden del padre y los sombreados de la madre, dándonos la pista el sombreado atrofiado de la hembra, que lo ha aportado la madre y por deducción los demás sombreados son de procedencia materna.

E) Al par 9 del macho y al 9 de la hembra, que caprichosamente hemos colocado al final de las series y que hemos asignado tal número, hay que considerarlos par de Cromosomas Sexuales, de los cuales nos ocuparemos en su momento.


GENES

        Podíamos definirlos como unidades, piezas o agentes alojados en los cromosomas y que tienen por misión transmitir en el organismo lo hereditario. Ellos son los responsables directos de la herencia con sus acciones.
Los genes se clasifican en alelos y no alelos, así como en únicos y múltiples.

Se llaman alelos, los genes que tienen la misma función, pero distintos efectos, representando uno de ellos una modificación, una alteración del otro, aparecida normalmente por causa de una mutación o algún debilitamiento. Uno se encuentra alojado en un cromosoma y otro en el cromosoma homólogo y se da el caso de que ocupan el mismo lugar ("locus") y están al mismo nivel o altura. Son alelos, por ejemplo, el gen que transmite el factor pastel alojado en un cromosoma sexual de un canario y el gen ancestral alojado en el cromosoma sexual homólogo. El gen pastel proviene de la mutación de un gen ancestral.
Son genes no alelos, los que actúan desde cromosomas no homólogos y tienen función distinta. Son no alelos, por ejemplo, el gen pastel, que actúa desde los cromosomas sexuales y el gen que transmite el factor opal, que lo hace desde autosomas.

Se da el caso de gen único, cuando para un carácter determinado, el responsable sólo es un gen que actúa desde cromosomas homólogos. Si el carácter está en pureza, el gen responsable se encuentra en los dos cromosomas homólogos; si en portador, el referido gen va ubicado en un cromosoma y en su homólogo, el gen ancestral antagonista. En los canarios, las melaninas isabela, bruna, ágata y negrobruna son transmitidas por genes únicos, como igualmente los factores satiné, marfil, opal y pastel, por poner ejemplos; se sospecha que en los pasteles negrobrunos alas grises actúan genes múltiples.

Según me han informado, en cambio, en los caracteres hereditarios de estatura y del color del pelo de mamíferos (hombre incluido), suelen actuar genes múltiples y no únicos como en los casos de los canarios citados. En los casos de genes múltiples para un determinado carácter actúa más de un gen desde cada cromosoma del par de homólogos. Por ejemplo, una persona puede tener el color del cabello dependiendo de la acción de un par de cromosomas autosomas siguientes:

 

N = Gen que transmite melanina negra o pelo negro.
C = Gen que transmite melanina castaña o color castaño.
R = Gen que transmite rubio.

Para el carácter color del cabello, actuarían 6 genes, tres desde cada autosoma componente del par de homólogos. Esa persona tendría el pelo moreno, pues la acción de "2 N" dominarla la suma de "2 C y 2 R". Ni que decir tiene que en referidos autosomas irían ubicados pasantes de mil genes más, pero genes que se desprecian por no tener que ver su acción nada con el carácter "color del cabello", pues, su misión es otra.

CARÁCTER HEREDITARIO

Ya hemos nombrado algunas veces la palabra "carácter" por haberlo requerido el desarrollo de un concepto genético. Al carácter hereditario o factor yo lo interpreto como el efecto que produce en el organismo la acción que mandan los genes ubicados en los cromosomas. Un gen del canario, por ejemplo, es el gen pastel. Este gen manda al plumaje acción de dilución, y ese efecto de dilución, de apastelamiento que produce en el plumaje, es el carácter hereditario o factor pastel que todos conocemos y que apareció hace ya bastantes años. 

CLASIFICACIÓN DE LOS CARACTERES

Según la forma de transmitirse, se los clasifica en: CARACTERES DE TRANSMISIÓN LIGADA AL SEXO Y CARACTERES DE TRANSMISIÓN AUTOSÓMICA O LIBRE.

Son de transmisión ligada al sexo, aquellos cuyos genes responsables se encuentran ubicados en los cromosomas sexuales. Caracteres de transmisión autosómica son los que sus genes van alojados en autosomas.

En cuanto a su dominancia, se clasifican en: Carácter Dominante, Carácter Recesivo y Carácter Codominante. 

CARÁCTER DOMINANTE

Se dice que un carácter o factor hereditario es dominante, cuando yendo en portador, se manifiesta en el fenotipo. Dicho con otras palabras, cuando con sólo ir alojado el gen responsable en uno de los cromosomas componentes de la pareja, aflora el carácter, sale al exterior la acción que manda el gen, se ve la acción. Un ejemplo de carácter dominante lo tenemos en el canario blanco dominante. Cualquier canario o canaria de color blanco dominante lleva, para tal carácter, un gen "B" (transmisor de blanco) en un autosoma y un gen "A" (transmisor de amarillo) en el autosoma homologo. 

PAR DE AUTOSOMAS HOMÓLOGOS

B = Gen que transmite lipocromo blanco.
A = Gen que transmite lipocromo amarillo.

Hemos prescindido de los demás pares de autosomas, porque sus genes nada tienen que ver con el carácter a que nos estamos refiriendo. Ha de sobreentenderse que hemos despreciado también los genes numerosos que aloja el par de autosomas al que hemos asignado los genes "B" y "A".

¿Que ocurre realmente en el ejemplo que hemos puesto? Lo que pasa es que el gen "B" del autosoma de la izquierda transmite lipocromo blanco, acción blanca, mientras que el gen "A" que figura a la derecha manda al plumaje lipocromo amarillo, acción amarilla. Se establece una lucha diríamos entre ambas acciones y en la batalla sale vencedora la acción blanca por ser mas potente. Dicho con otras palabras, sale dominando la acción blanca sobre la amarilla. De ahí que al gen "B" responsable del color blanco se le pueda llamar dominante respecto al gen antagonista "A", el cual recibe el nombre de recesivo con relación al "B" por dejarse dominar. Y al carácter hereditario blanco se le puede llamar también dominante sobre el carácter hereditario amarillo.

Todo canario blanco dominante no es mas que un canario blanco por su fenotipo (su exterior) y, genotipicamente hablando, no es mas que un blanco portador de amarillo, pues la acción del gen "A" queda en el genoma, no se ve. La existencia de un gen dominante implica siempre la existencia de un gen ALELO recesivo ubicado en el cromosoma homologo.

A través del tiempo, puede ocurrir que un gen dominante pase a ser recesivo y el recesivo a dominante. Es lo que, por desgracia, ocurre a veces al hombre. Una persona puede portar un gen recesivo transmisor de una enfermedad hereditaria. Mientras que está en recesivo, la enfermedad no aflora, no aparece ya que lo esta impidiendo un gen supresor ubicado en el cromosoma homologo de acción dominante antagonista. Pues bien, una mutación del gen dominante o un debilitamiento por cualquier causa del mismo, puede hacer que su acción opuesta sea ya deficiente, insuficiente. Entonces el recesivo queda con acción más intensa, más potente y pasa a dominar, surgiendo entonces la enfermedad. En el canario se dan muchísimas dominancias. A saber:

  • - El blanco dominante sobre el amarillo del que acabamos de hablar.
  • - Oxidación frente a dilución.
  • - No pastel ante pastel.
  • - No opal ante opal.
  • - No satiné ante satiné.
  • - No marfil ante marfil.
  • - Presencia de eumelanina negra frente a presencia de melanina marrón.
  • - Negro-bruno ante ágata.
  • - Ágata frente a Isabela.
  • - El Bruno ante Isabela.
  • - Plumaje intenso respecto a plumaje nevado.
  • - Etc.

CARÁCTER RECESIVO

El carácter o factor recesivo es aquel que, para manifestarse en el fenotipo, es necesario que vaya en pureza. Dicho con otras palabras, es el que requiere la existencia de un gen transmisor en cada uno de los dos cromosomas que forman el par de homólogos.

Un ejemplo lo tenemos en el blanco recesivo, que es de transmisión autosómica también. Cualquier ejemplar blanco recesivo (macho o hembra) esta en posesión del siguiente par de autosomas:

Ejemplar blanco recesivo.

PAR DE AUTOSOMAS HOMOLOGOS

Todo ejemplar (macho o hembra) que lleve en un autosoma gen "B" (transmisor de blanco recesivo) y en su homólogo gen "A" (transmisor de amarillo), será amarillo portador de blanco recesivo. En el blanco recesivo ocurre precisamente lo contrario que en el blanco dominante. Aquí la acción blanca de un gen alojado en un autosoma es menos potente que la acción amarilla mandada por otro gen ubicado en el autosoma homólogo. Dicho con otras palabras, la acción blanca se deja dominar y entonces aflora el fenotipo del pájaro el lipocromo amarillo.

Ejemplar Amarillo
portador de blanco recesivo.

PAR DE AUTOSOMAS HOMOLOGOS

Los blancos dominantes y los melanicos platas dominantes son letales en pureza. Difícilmente sobrevivirá un ejemplar que lleve el gen transmisor de blanco dominante en cada autosoma del par. Y los blancos recesivos y melanicos platas recesivos tienen problema de asimilación de vitamina "A". Eso les hace ser mas endebles que los lipocromos amarillos y melanicos amarillos, como también más flojos que los blancos dominantes y los platas dominantes. Es aconsejable proporcionarles vitamina "A" de cuando en cuando.

Para ver caracteres recesivos frente a caracteres dominantes, léase la relación del apartado anterior al revés: amarillo ante blanco dominante, dilución frente a oxidación....

 

CARÁCTER CODOMINANTE

Un carácter es codominante, cuando, al ir el gen responsable alojado en un solo cromosoma, consigue que su acción quede reflejada en el fenotipo del ejemplar "PARCIALMENTE" y no "TOTALMENTE". Es el caso del GOULD con un poco de apastelamiento en su plumaje que en el "argot gouldista" es llamado pastel. Tal gould lleva en un CROMOSOMA SEXUAL el gen "P" que transmite dilución y en su homologo el gen alelo ancestral, que es antagonista y que genera acción no dilución. La acción de ambos genes son, diríamos, de la misma potencia y entonces la batalla entre acciones queda en empate. El resultado es conseguir que ambos lleven su acción al plumaje en la misma proporción, por lo que el ejemplar exterioriza pastel y no pastel, pastel a medias. Yo a esos machos de goulds acostumbro a nombrarlos portadores de pastel considerando su genoma, que es lo que interesa.

PAR DE CROMOSOMAS SEXUALES.

  • P = Gen transmisor de pastel.
  • N = Gen normal, ancestral, generador de no dilución.

El gould portador de pastel presenta un manto algo diluido, pero no de la dilución del ejemplar llamado de doble dilución; este lleva el gen "P" doble, uno en cada cromosoma sexual:

Ejemplar pastel doble dilución o puro pastel.

PAR DE CROMOSOMAS SEXUALES

En los canarios, son codominantes estos caracteres:

  • -Efecto de refracción frente no efecto de refracción.
  • -Presencia de melanina (melanicos) ante ausencia de melaninas (lipocromos).
  • -Factor rojo ante factor amarillo.

ATENCION
Cualquiera de los tres tipos de caracteres, de que hemos hablado, puede ser de transmisión ligada al sexo o de transmisión autosómica, dependiendo la cuestión de la ubicación del gen responsable de la transmisión. Es muy importante tenerlo en cuenta.

 

PODER TRANSMISOR DE UN PAR DE CROMOSOMAS HOMÓLOGOS.

Tengo entendido que cada cromosoma aloja pasantes de los mil genes, cada uno de los cuales con una función diferente a la de los demás. Entonces, el poder transmisor de un par de cromosomas homólogos es grandísimo. Ahora bien, en la realidad, despreciamos la infinidad de genes que nada tienen que ver con el carácter o los caracteres que vamos buscando. Y así se puede decir que un par de cromosomas puede transmitir un carácter, dos, tres, cuatro... Verbigracia, un ejemplar que lleva ubicados genes de los que nos interesa tener en cuenta, es el canario que a un tiempo es isabela, pastel, satine y marfil. Ese macho lleva en los dos cromosomas sexuales los genes "I", "P", "S" y "M". La canaria los llevarla también en el llamado cromosoma sexual activo, llevando en el denominado gen vacío el gen "0" transmisor de la feminidad.

 

Se tomaría por genoma parcial de tal macho y tal hembra:

HEMBRA

MACHO

  • I = Gen que transmite melanina Isabela.
  • P = Gen que transmite carácter pastel.
  • M = Gen transmisor de marfil.
  • S = Gen responsable del factor satiné.

Ambos son a un tiempo Isabela, Pastel, Marfil y Satine.

He llamado al par de cromosomas genoma parcial y creo con acierto, pues, el genoma TOTAL comprendería ese par de cromosomas sexuales y 8 pares de autosomas que hemos despreciado. Recuerdo que a la especie canario se le reconocen 18 cromosomas distribuidos en 9 pares: 8 pares de autosomas y 1 par de cromosomas sexuales. 

GENOMA

Por verme obligado, ya lo he nombrado. El principiante ya se habrá dado cuenta tal vez de este concepto. El GENOMA de un individuo lo forman el conjunto de cromosomas con sus respectivos genes. En los cálculos de descendencias teóricas, siempre actuamos con genomas parciales como se verá más adelante.

 

CROMOSOMAS

Una vez tocados los conceptos de célula, fecundación, genes, caracteres, algo de cromosomas, poder transmisor de un par de homólogos y el genoma, volvemos a los cromosomas para completar la información sobre los mismos. Después pasaremos a las transmisiones, concepto este muy importante, aunque llevo ya anticipado algo al respecto.
He hablado ya de la existencia de dos tipos de cromosomas: los AUTOSOMAS y los HETEROCROMOSOMAS O CROMOSOMAS SEXUALES. Efectivamente, hay dos tipos, dos clases y ninguna mas. 

AUTOSOMAS

Los autosómas del genoma de un individuo son los cromosomas que se distribuyen en pares homólogos idénticos en machos y hembras, siendo también idénticos los cromosomas formadores de cada par.
En los dibujos que hemos puesto para ilustrar el genoma del macho y de la hembra, los cromosomas AUTOSOMAS son los formadores de los pares de homologas con numeras 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8.
Tanto en machos como en hembras de aves y mamíferos, los autosómas se consideran activos por aquello de alojar genes distintos al gen que tiene por misión transmitir el carácter hereditario del sexo. Se les suele nombrar por "X X" queriendo significarse que alojan "X" numero de genes ambos componentes de los pares. 

CROMOSOMAS SEXUALES

En las aves en general, el par de cromosomas sexuales de la hembra se compone de un cromosoma de tamaño normal y de otro tamaño reducido, atrofiado, con una morfología (forma) distinta a la de su normal homologo (Véase en el esquema el n° 9 de la hembra). A este cromosoma atrofiado solo se le reconoce hasta la fecha el alojamiento del gen que trasmite el carácter sexo hembra, que es un carácter más, pues, es algo que se hereda y que produce los rasgos propios de la hembra. La cría, que recibe de la madre tal cromosoma atrofiado, es hembra. El cromosoma normal, que podíamos decir "compañero", es idéntico a los que componen el par de cromosomas sexuales del macho al ser del mismo tamaño, la misma forma y poder alojar los mismos genes (comparen los lectores los dos pares 9 de los esquemas). Los dos del macho y el normal de la hembra se consideran activos por alojar genes distintos al carácter del sexo.
A los dos cromosomas sexuales del macho se les llama "X X" y los de la hembra se los nombra por "X Y"  ("X" el activo por ser igual que los del macho e "Y" al atrofiado del gen que trasmite el carácter hembra).

Nota aclaratoria: En los mamíferos, hombre incluido, se da el caso contrario con los cromosomas sexuales: El macho es el que tiene un cromosoma sexual normal y otro atrofiado y de distinta forma que su compañero. El atrofiado es el que ubica el gen encargado de transmitir el carácter hereditario "SEXO MACHO". El hijo que hereda del padre tal cromosoma es macho y, como ocurre con el atrofiado de las aves, suele nombrársele por la letra "Y", considerándosele hasta la fecha igualmente vacío por no reconocérsele ningún otro gen transmisor de ningún otro carácter distinto al de sexo macho. El cromosoma sexual normal del mamífero macho es idéntico a los dos cromosomas sexuales de la hembra y también se le nombra con la letra "X".
Por lo tanto hay que tener cuidado en los cálculos de descendencia teórica de una pareja; se debe actuar en los mamíferos al contrario que en las aves, cuando se trate de un carácter de transmisión ligada al sexo, cosa que se verá más tarde. 

LAS DOS TRANSMISIONES

Si importante es el concepto genético de la dominancia entre caracteres, no digamos ya el de las transmisiones. Todos tenemos que tenerlos muy claros, pues son de total aplicación en la canaricultura. Realmente, por requerirlo el momento, ya llevo tocado el concepto de las transmisiones, pero vuelvo sobre el particular para completar la información.
La transmisión de un carácter o factor hereditario puede ser "LIGADA AL SEXO" o "NO LIGADA AL SEXO (AUTOSÓMICA) 

LIGADA AL SEXO

La transmisión de un carácter es ligada al sexo cuando el GEN RESPONSABLE va alojado en los ya explicados CROMOSOMAS SEXUALES. En el canario, son ligados al sexo, por ejemplo, los factores marfil, pastel, satine, melanina isabela, melanina marrón, melanina ágata, melanina negrobruna... 

AUTOSÓMICA O NO LIGADA AL SEXO; LIBRE

A la AUTOSOMICA se le llama también "no ligada al sexo", así como "libre" o independiente de los cromosomas sexuales. Es aquella en la que el gen transmisor va ubicado en un. par de autosómas. En el canario, son de transmisión autosomica, por ejemplo, los caracteres opal, rubino, presencia de melanina, factor blanco dominante, factor blanco recesivo, plata dominante, plata recesivo, factor intenso, factor nevado, factor ancestral no rubino, factor ancestral no factor de refracción, factor ancestral no blanco dominante (amarillo) o no plata dominante (melanico amarillo), ancestral no opal, ancestral nevado, factor rojo... 

DESCENDENCIA TEÓRICA

Este capitulo es importante, ya que nos permite averiguar las crías que, en teoría, nos puede proporcionar una pareja de reproductores sabiendo previamente los factores que portan, su dominancia y la forma en que se trasmiten. Así pues, aficionado novel, aprende cuanto antes a efectuar tan interesantes cálculos.
En éstos, lo primero que hay que saber es si el gen o los genes responsables que portan los componentes de la pareja de reproductores se alojan en los cromosomas sexuales o en autosómas.

Un cosa que también hay que tener clara desde el principio es como se comportan, en cuanto a actividad, los cromosomas sexuales en aves y mamíferos y como los autosómas también en aves y mamíferos. Véase:

A) EN AVES:

(ambos activos)
CROMOSOMAS SEXUALES AVE MACHO 

(activo el X vacio el Y)
 CROMOSOMAS SEXUALES AVE HEMBRA 

(ambos activos)
AUTOSOMAS AVE MACHO 

(ambos activos)
AUTOSOMAS AVE HEMBRA 

B) EN MAMÍFEROS:

(activo el X y vacio el Y)
CROMOSOMAS SEXUALES AVE MACHO 

(ambos activos)
 CROMOSOMAS SEXUALES AVE HEMBRA 

(ambos activos)
AUTOSOMAS MACHO 

(ambos activos)
AUTOSOMAS HEMBRA 

Los cromosomas sexuales, como ya tenemos informado, se comportan de forma contraria en aves que en mamíferos, hombre incluido por ser un mamífero. En cambio, los autosómas, como también hemos dicho, se comportan igual: tanto en aves como en mamíferos se cumple lo de ser todos activos por alojarse genes distintos al gen del sexo.
Aclarado todo lo anterior, paso a ocuparme de los cálculos en cuestión.

Trátese, por ejemplo, del cruce de CANARIO PORTADOR DE PASTEL x CANARIA PASTEL.

Como ya hemos informado, el factor "pastel" es recesivo frente a su ancestral "no pastel". Su transmisión es ligada al sexo por ubicarse el gen responsable en los CROMOSOMAS SEXUALES y no en cromosomas de los llamados autosómas. Como aquí lo que contemplamos es el carácter "pastel" y ningún otro carácter, pues lo que hacemos es excluir los 8 pares de autosómas con sus respectivos genes y despreciar también los muchísimos genes que ubican los cromosomas sexuales. Hacemos los cálculos en torno a los dos cromosomas sexuales que a continuación ilustramos:

MACHO 

HEMBRA 

 

El macho lleva en un cromosoma sexual el gen "P", al que le asignamos el n° 1 y que es un gen que trasmite dilución, llevando alojado en el cromosoma homologo el gen "N", al que le adjudicamos el n° 2, gen que trasmite, en oposición, no dilución, plumaje clásico. El gen pastel es recesivo respecto al ancestral "N" por ser de acción-potente, por dejarse dominar. Entonces este canario del ejemplo exterioriza plumaje clásico. La hembra aloja en su cromosoma llamado activo el gen "P" y en su homologo atrofiado gen "cero" (0) que transmite sexo hembra, pero vacío de gen ancestral "N" cuya acción pudiera oponerse a la del gen "P". Por eso se le llama vacío y se le nombra por el cero (0). Esta hembra, con solo llevar el gen "P" en su único cromosoma sexual activo, es pura pastel, pues, ningún gen desde el cromosoma "0" manda acción opuesta de no dilución.

Descendencia teórica:
1 - 3 = P - P = Macho pastel por llevar doble "P".
1 - 4 = P - 0 = Hembra pastel por llevar "P" en cromosoma activo y cromosoma "0" = cero
2 - 3 = N - P = Macho portador de pastel por llevar 'N-P" y dominar "N".
2 - 4 = N - 0 = Hembra clásica por llevar "N" en cromosoma sexual activo y poseer también el cromosoma "0" = cero.

De cada cuatro descendientes, teóricamente nos encontraríamos con esos casos en cuanto al carácter hereditario pastel. Ni que decir tiene que tales descendientes heredarían de por parte 8 autosómas con sus genes del padre y 8 autosómas también con sus genes de la madre. Y ha de sobreentenderse que los cromosomas sexuales obtenidos en el calculo llevarían asimismo alojados muchísimos mas genes, pero genes que nada tienen que ver con el carácter pastel y que por eso se desprecian en el calculo. Este ha sido sobre un caso de carácter recesivo de transmisión ligada al sexo.

OTRO CALCULO DE DESCENDENCIA TEORICA.

Ahora sobre un caso de carácter dominante de transmisión autosomica. Por ejemplo: el gen "1" que trasmite el carácter hereditario intenso en el plumaje de los canarios (tanto en lipocromos como en melanicos). Este gen intenso es dominante frente al gen alelo "N" que, en oposición, trasmite el carácter nevado (también tanto en lipocromos como en melanicos). Y, como ocurre con el blanco dominante y el plata dominante, el carácter intenso es letal en pureza.

Supongamos el cruce de CANARIO INTENSO (lipocromo o melanico) x CANARIA INTENSA (lipocromica o melanica). Para calcular la descendencia teórica, hay que barajar los genes de estos dos pares de autosómas:

DEL MACHO

DE LA HEMBRA

 

 Cada ejemplar lleva en un autosóma del par un gen "I" (intenso) y en su homologo un gen "N" (nevado). No pueden llevar dos genes "I", pues, como ya hemos dicho, el "I" es factor letal en pureza. La razón de que ambos reproductores sean intensos es debida a que "I" domina ante "N" como también hemos indicado.

Descendencia teórica:

1 - 3 = I - I = Ejemplar (macho o hembra) intenso en pureza que no prevalece al tratarse de factor letal en pureza.
1 - 4 = I - N = Ejemplar intenso por dominar el intenso al nevado (macho o hembra)
2 - 3 = N - i = Ejemplar (macho o hembra) intenso por la razón ya apuntada.
2 - 4 = N - N = Ejemplar (macho o hembra) nevado al llevar doble "N" (todo individuo nevado es nevado en pureza por alojar cada cromosoma del par un gen "N").

Por lo tanto, en el referido cruce, de cada cuatro crías, teóricamente una sería intensa pura que no sobreviviría, dos intensas y una nevada. Este cálculo, como ya he indicado, es aplicable a lipocromos y a melánicos, tanto en blanco como en amarillo. Pueden cruzarse, pues, dos ejemplares intensos, pero, teóricamente, perdemos una cría de cada cuatro obtenidas.
En todos los teóricos descendientes hemos puesto macho o hembra. Eso es debido a que se ha tratado de autosómas y en tales casos no podemos asegurar el sexo, pues igual pueden corresponder a una hembra que a un macho. Sí se asegura el sexo cuando se trata de cromosomas sexuales, como vimos en el calculo del pastel.

A continuación hagamos los cálculos de descendencia teórica con un carácter recesivo de transmisión autosomica.

Suponemos ahora la pareja compuesta "MACHO PORTADOR DE OPAL x HEMBRA OPAL". Ilustremos los autosómas responsables de tal factor:

DEL MACHO

DE LA HEMBRA

 

El carácter Opal (O) es recesivo ante el alelo ancestral "N" y dicho factor es de transmisión autosómica, como se ha dicho, porque el gen responsable se ubica en un par de autosómas y no en los cromosomas sexuales como el carácter pastel ya tratado.

En base a ser de transmisión autosómica, hemos asignado a cada progenitor el gen responsable: "O-N" al par del macho y "O-O" al par de autosómas de la hembra. El macho es de plumaje clásico porque domina "N" a "O". La hembra es pura Opal por llevar doble "O".

Descendencia teórica:

1 - 3 = 0 - 0 = Macho o hembra Opal por llevar doble O
1 - 4 = 0 - 0 = Macho o hembra Opal por lo mismo
2 - 3 = N - 0 = Macho o hembra portador / a de Opal (fenotipo clásico por dominar N)
2 - 4 = N - 0 = Macho o hembra portadora de Opal por ídem.

Teóricamente, de cada cuatro descendientes, 2 serien puros Opales y 2 portadores de Opal. 

CRUCES ENTRE DOS MAMÍFEROS

Me consta que muchos criadores de aves practican también la cría de perros, gatos, caballos, conejos... Otros, pese a no cultivar tales especies, sienten no obstante curiosidad por el color de las descendencias. Pues bien, en atención a tales personas y por pasarme de la pluma al pelo, que se comporta de forma diferente, voy a hacer dos cálculos de descendencias: de perro y de personas, este último a efectos de una enfermedad hereditaria. 

CRUCE: PERRO NEGRO PORTADOR DE BLANCO X PERRA BLANCA

En los canarios, las melaninas Isabela, Bruna, Agata y Negrobruna son de transmisión ligada al sexo por ir los genes responsables ubicados en los cromosomas sexuales; el color del pelo de los mamíferos, incluido el del hombre, es de transmisión autosómica, pues los genes responsables van alojados en un par de autosomas.

Me han informado e informo yo a los lectores no iniciados, que, en los caracteres hereditarios de estatura y del color del pelo de mamíferos suelen actuar genes múltiples y no únicos, los cuales ya expliqué en su momento. Ahora bien, puesto que los genes múltiples están en el genoma y no se ven, pues en la práctica hay que actuar, debemos hacer los cálculos como si genes únicos rigiesen el color del pelo. De todas formas, a efectos de fenotipo de los descendientes, el resultado sería prácticamente igual operando con genes únicos que con múltiples, de saberse estos.
El par de autosomas que rigen el color del pelo, en tal supuesto, los ilustramos así:

AUTOSOMAS DEL MACHO

AUTOSOMAS DE LA HEMBRA

 

 

El perro es negro, porque el gen N que transmite negro domina al B con acción blanca ubicado en el autosoma homologo. La hembra, al llevar doble B, es blanca en pureza.

Descendencia teórica:

  • 1-3 = N - B = Macho o hembra de color negro portador de blanco (la acción del gen B se queda en el genoma y la del N se refleja al exterior).
  • 1-4 = N - B = La misma cría.
  • 2-3 = B - B = Macho o hembra de color blanco en pureza por doble B.
  • 2-4 = B - B = También macho o hembra de color blanco en pureza por la misma razón.

Igual que para los perros, actuaríamos en casos de toros, caballos, gatos, conejos... Consideraríamos la transmisión autosomica y sustituiríamos los posibles genes múltiples por gen único.

El caso que pongo de humanos es de ENFERMEDAD HEREDITARIA como ya anticipe, me refiero a la enfermedad denominada HEMOFILIA.

La hemofilia es una enfermedad hereditaria, caracterizada por la predisposición a las hemorragias. Un gen recesivo ubicado en los cromosomas sexuales es el que impide la normal coagulación de la sangre cuando se produce una herida.

Al ser enfermedad recesiva y de transmisión ligada al sexo, la mujer necesita llevar alojado el gen responsable en cada cromosoma sexual para padecerla y el hombre sólo en el cromosoma sexual activo.

Voy a llamar "H" al gen que transmite la hemofilia, "N" al gen normal de acción opuesta y "O" al gen vacío en el cromosoma "Y" del varan y que transmite el sexo masculino. 

MUJER HEMOFILICA X VARÓN NORMAL

Véase a continuación el par de cromosomas sexuales de ambos que hay que barajar al efectuar cálculos de descendencias. (Recuerdo que se suprimen los autosomas que también reciben las crías y se desprecian igualmente los otros muchos genes que también alojan los dos cromosomas de la ilustración, lo cual se hace por no tener nada que ver con el carácter enfermedad de la hemofilia):

MUJER

HOMBRE

Nota: Y=0=cero

 

Descendencia teórica

  • 1 - 3 = H - N = Descendencia femenina portadora del gen hemofílico (N domina a H).
  • 1 - 4 = H - 0 = Descendencia masculina hemofílica en pureza por llevar el gen responsable de la enfermedad en el cromosoma sexual activo y no encontrar oposición alguna desde el cromosoma sexual vacío "Y", que aloja sólo el gen "O" (= cero), el cual sólo tiene por misión (según se concibe hasta el presente) transmitir la masculinidad. El descendiente que hereda tal cromosoma es varón.
  • 2-3 = H - N = Descendencia femenina portadora del gen hemofílico.
  • 2-4 = H - 0 = Descendencia masculina hemofílica en pureza como el caso segundo.

Como puede verse, todos los hijos la heredan en pureza con sólo llevar el gen "H" en su único cromosoma sexual activo. Las hijas, en cambio, heredan la enfermedad en portador. Y en portador, una hija no tiene los problemas de falta de coagulación de una persona hemofílica por ser el gen "H" recesivo respecto al ancestral normal "N", de acción opuesta más potente y que actuó desde el cromosoma sexual homólogo. Si algún día se le desencadenase la enfermedad, sería por sufrir el gen "N" una mutación o un debilitamiento por la causa que fuere. Así su acción podía quedar muy mermada e incluso anulada, consiguiendo de esta forma el gen "H" hacer aflorar la enfermedad al no encontrar ya la suficiente acción opuesta o ninguna acción opuesta de un gen dominante supresor.

Desgraciadamente, se dan toles casos en nosotros los humanos. Hay personas que son portadoras de un gen recesivo transmisor de una determinada enfermedad. Una mutación o debilitamiento del gen de acción opuesta ubicado en el cromosoma homólogo, puede dar lugar a que la persona en cuestión sufra la enfermedad que transmite el gen recesivo. En tales supuestos, se dice que el gen recesivo pasa a dominante y el dominante a recesivo. Hoy se abriga la esperanza de que lleguen a curarse, en un futuro más o menos inmediato, enfermedades hereditarias (genéticas) cáncer incluido, aplicando la Genética. Ya se habla de fabricar fármacos de tipo enzimático que pudieran realizar función de genes dominantes.

Como hemos visto, para las enfermedades recesivas de transmisión ligada al sexo, la descendencia femenina sale beneficiada en los mamíferos y en las aves ocurre lo contrario.

Para las enfermedades recesivas de transmisión autosómica, tanto en mamíferos como en aves, el sexo masculino y el femenino reciben el gen de la enfermedad en portador y en pureza, pues, todos los pares de autosomas se componen de cromosomas homólogos activos en la "MISMA PROPORCION". Para toles enfermedades, ambos sexos corren la misma suerte.

Todos los cálculos de descendencias teóricos efectuados se han basado en una sola transmisión. Los cálculos se complican, se hacen más complejos, cuando los progenitores llevan genes que actúan desde cromosomas no homólogos. Es el caso, por ejemplo, del canario que porta "gen pastel" y "gen opal". El gen pastel actúa desde los cromosomas sexuales y el opal desde un par de autosomas. A estos cálculos puede llamárseles compuestos. No pongo un ejemplo por no alargar más el articulo. De todas formas, ya he hecho este tipo de calculo en artículos publicados y lo hago también en un artículo de réplica referido al "Diamante gould" que mando a "la Revista Pájaros" para su publicación.

 

Información recolectada de:

http://www.galeon.com/laujomu/genetica.htm